Artículo

Personajes inolvidables – Francisco Antonio Maradiaga Rodríguez

366 vistas

Por Miguel Morazán

Francisco Mariadaga nació en la cálida ciudad de Choluteca en el sur de Honduras.
Realizó estudios secundarios en Tegucigalpa y se graduó de bachiller en el instituto Salesiano San Miguel. Desde muy joven soñaba con ser arquitecto, título que obtuvo con excelencia académica. Su padre muestra las calificaciones de Paco a su gran amigo Abraham Williams, vicepresidente de la república, quien le recomienda que lo matricule en la Universidad de Berkeley de san Francisco, California. Paco llegó a Estados Unidos sin saber hablar inglés, pero gracias a su dedicación, en menos de un año lo hablaba con fluidez. Se graduó con honores de Licenciado en Artes y de Ma en arquitectura. A su regreso, se casó con Irma Cobos con quien procrea 5 hijos.

Paco fue un hombre muy galán, alto, de ojos verdes, trigueño, con voz sonora, buen conversador y con un liderazgo bien definido. Se casó con Irma Cobos con quien procreó 5 hijos. Irma era la mujer ideal, lo acompañó en todo; la alegraba con sus ocurrencias, su risa contagiosa y su sentido positivo de ver la vida.

Fue presidente del colegio de arquitectos de Honduras y vicepresidente de la asociación de arquitectos de Centroamérica.
En el campo empresarial fundó FRAMARO, CAMACO, SAIC y CONSTRUCTORA ZARCO, empresas donde fue un verdadero triunfador. Partición en numerosos congresos de Arquitectura en el extranjero para ampliar y actualizar sus conocimientos. Contribuyó con el desarrollo de Tegucigalpa al urbanizar las colonias Maradiaga, La Miramontes y Tres Caminos. A pesar de tanto éxito siempre fue un hombre humilde, sencillo, sin poses y, sobre todo, auténtico.

Paco se unió al movimiento rotario en 1960, apadrinado por el PG Guillermo López Rodezno, quien era tío de Irma. Desde su ingreso se sintió como pez en el agua, tenía facilidad para hacer amigos.

Su gran poder de comunicación, su vocación de servicio y la compañía de una mujer llena de vida, alegría que lo apoyaba en todo, lo convirtió en un gran rotario.

En 1972 fue presidente del club. Para entonces había asistido a varias conferencias de distrito, lo que le dio oportunidad de conocer a los gobernadores de distrito y muchos de ellos lo designaron como su representante.

Durante su presidencia pregonó que Rotary debía crecer con juventud. Ese año se ingresaron 11 socios al club; fundó el segundo club en la zona centro sur, el Club Rotario de Choluteca, donde Javier su hermano, alcanzó la presidencia.

Inició la construcción de la escuela especial ubicada en el Hatillo. Autorizó la creación de los clubes Comayagua y Comayagüela y nombró a Gilberto Lagos como encargado del proyecto. Sometió a votación ceder territorio entre el río Choluteca y el río Grande al nuevo Club de Comayagüela, con 43 votos a favor y 31 en contra. Se aprobó la creación del primer club adicional en Tegucigalpa que después se llamaría Tegucigalpa Sur, por el éxito sin precedentes que había tenido en Guatemala la Fundación de Guatemala Sur. Celebró el 30 aniversario de la Revista Rotaria Hondureña dirigida por el «Che» Castillo y «Fido» Durón.

Debido a su gran gestión presidencial, fue reelecto para el período 1975-1976. Paco retomó su canto de batalla: «Rotary debe crecer» y logra ingresar 14 nuevos socios a su club. Ese año fue gobernador Luis Munguía, a quien Paco acompañó para las visitas a los clubes de Honduras. En solemne sesión, Paco y Luis Munguía entregaron la carta constitutiva al nuevo club de Tegucigalpa Sur; desde ese momento me hice amigo de estos grandes líderes.

  • Formó la Colonia Rotaria de Nacaome para ayudar a los damnificados por el huracán Fifí.
  • Fue vicepresidente del comité organizador de la conferencia distrital del gobernador Munguía.
  • En dos años, incorporó 77 nuevos socios a las filas rotarias: 27 a su club y 50 entre los clubes de Choluteca y Tegucigalpa.
  • Fue gobernador del Distrito 424 en 1987, en la presidencia mundial de Charles Keller, cuyo lema fue «Rotarios unidos en el servicio dedicados a las causas de la paz».
  • El presidente de su conferencia de distrito fue Gustavo Lara e integró como vicepresidentes a los presidentes de los cuatro clubes de Tegucigalpa.
  • Sabía que asistir a las convenciones mundiales, a los institutos de zona, a los seminarios sobre La Fundación Rotaria lo mantendría siempre actualizado.
  • No fallaba en las conferencias distritales ni a las Jornadas Morazánicas.
  • Fue el pionero en la internacionalidad de Rotary, consiguió financiamiento internacional para proyectos.
  • Representó a varios presidentes mundiales en conferencias de distrito en varios países.
  • Fue eje propulsor de la creación de los clubes Kaputzihil, al que le consigue un grant de $400,000 dólares, y el de Marcala.
  • Contagió su devoción de Rotary su esposa Irma, quien se vuelve lideresa de las damas rotarias y posteriormente, rotaria de Marcala.
  • Fue parte del comité de redistritación del Distrito 424 al Distrito 4240 (Panamá, Costa Rica, Nicaragua y el Salvador) y del Distrito 4250 (Guatemala, Belice y Honduras).
  • Fue propuesto para director de Rotary por la Zona 21 de Latinoamérica, pero debido al comienzo de su enfermedad tuvo que renunciar.
  • Fue amigo inseparable de Luis Munguía, hasta la muerte. Ya enfermos, salían juntos e iban a las sesiones.
  • Fue un gran orador en 5 conferencias de nuestro Distrito y en 6 Jornadas Morazánicas.

El 27 de enero de este año, Honduras perdió un hijo distinguido, honrado y emprendedor; del movimiento rotario, a su gran propulsor del crecimiento; el colegio de Arquitectos, a uno de sus hijos más sobresalientes. Paco murió a los 83 años, 54 de los cuales dedicó al servicio y 62 al ejercicio de su profesión como arquitecto. Curiosamente, inició su vida de servicio en el Club de Leones ya que Irma, para entonces su novia, era «la novia» de este club. Personalmente, tuve la gran bendición de conocerlo y de ser su amigo por 38 años.

Descanse en paz este caballero que pasó por la vida sembrando amor y que dejó una huella para la eternidad.

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *