Artículo

La Fundación Rotaria: pasado, presente y futuro

267 vistas
Por José Adolfo Herrera
PG D 4060

Antes de hablar del futuro, debemos conocer nuestro pasado y enumerar diez de los muchos logros o momentos estelares que nuestra Fundación ha tenido desde su inicio hasta estos días.

El primero ocurrió en la Convención de 1917, cuando Arch Klumph, entonces sexto presidente de RI, propuso la creación de un «Fondo con el propósito de hacer el bien en el mundo». Este fondo se creó con tan sólo US$26.50

El segundo momento estelar de LFR vino una década después. El fondo original había crecido a US$ 5000 y en la convención de 1928, en Minneapolis, el concepto de «La Fundación Rotaria» se hizo realidad.

El tercer logro ocurrió en 1930, en medio de la gran depresión cuando se hizo la primera subvención de EUS$500.00 a la Sociedad para niños impedidos. Quizás sea una coincidencia, pero esta primera subvención posee una perfecta interrelación con la inmunización contra la Polio.

El cuarto momento estelar se dio en 1947, cuando muere Paul Harris. Este triste momento significó algo así como el renacer de LFR, las contribuciones se volcaron en honor a la memoria del creador de nuestra institución. A su memoria se creó el primer gran programa Compañerismo para estudios avanzados. Los 18 becarios fueron llamados «compañeros Paul Harris». La Fundación Rotaria tenía ya un programa real de educación internacional, que se convertiría años después en el mayor programa privado de becas en todo el mundo.

El quinto logro ocurrió en el año 1957, cuando se creó la idea de los Socios Paul Harris. Esto se hizo, para reconocer a aquellas personas que contribuyeron con por lo menos US$1,000 a LFR.

El sexto logro ocurre en 1964: más de un millón de dólares fue lo recaudado en un solo año.

El séptimo momento estelar fue en 1965, cuando tres nuevos programas salieron a la luz: los intercambios de grupos de estudio, las subvenciones para entrenamiento técnico y las subvenciones humanitarias.

El octavo gran logro de La Fundación Rotaria vino en 1978 cuando se inició el gran programa Salud, nutrición y desarrollo humano (3-H) por sus siglas en inglés (Health, Hunger and Humanity).

El noveno logro lo fue un 3-H para inmunizar contra la Polio a seis millones de niños en Filipinas. En 1985, RI adoptó la idea de controlar la Polio en todo el mundo, algo que ya está logrado, aunque posteriormente junto a nuestros socios de la OPS, OMS, Fundación de Bill y Melinda Gates y muchos más, se decidió erradicar la Poliomielitis de la faz de la tierra y ya estamos muy cerca de lograrlo.

El décimo momento estelar de LFR vino en el 1994 cuando se crea el Fondo permanente. Realmente la semilla de este fondo fue sembrada en 1981 en el llamado Fondo proPaz y Comprensión Mundial. Este fondo será sumamente importante para el futuro de la Fundación y de sus programas, hoy es llamado Fondo de dotación.

Ahora bien, ya es tiempo de que hablemos del presente y del futuro ya que ante todo tenemos el compromiso y el ineludible deber de trabajar sin descanso en favor de la erradicación de la polio en todo el mundo. Estamos en el camino correcto. Ya contamos con nuestra decisión para hacerlo y en un artículo de esta revista encontrarán mucha información al respecto.

  1. Hemos sobrepasado nuestro Fondo de dotación más allá de los 200 millones de dólares y seguiremos trabajando para alcanzar la meta de mil millones de dólares.
  2. Hemos iniciado una nueva Fundación Rotaria con más posibilidades para encarar problemas que afectan a nuestras comunidades en el orden de la salud, la paz y resolución de conflictos, la educación, el agua potable, etc.
  3. Estamos dando, en todo el mundo, un apoyo extraordinario a la alfabetización.
  4. A través de los programas globales estamos llevando soluciones importantes en el suministro
    de agua potable.
  5. Ha llegado el momento de unir esfuerzos con otras entidades; por eso estamos haciendo alianzas estratégicas para ayudar de forma más eficiente y rápida a quiénes nos necesitan.
  6. Nos seguimos involucrando en programas que ayuden a los jóvenes a tomar el camino correcto.
  7. Nuestra fundación opera ya totalmente en forma electrónica.
  8. Se crearán nuevas formas de reconocimiento y contribuciones a LFR.
  9. Se reforzarán los controles para la erogación de los fondos.
  10. Ha nacido una nueva era de La Fundación Rotaria de cara a los primeros 100 años de su creación: Consolidaremos los programas por áreas específicas: salud, educación, medio ambiente y paz mundial, nuestra misión más preciada.
    Se dará inicio a «Mega programas». El fondo de dotación jugará un papel importantísimo en el futuro de nuestra institución.
    Los programas humanitarios serán la «estrella» del futuro de LFR, sobrepasando con creces a los programas educativo.
    Imaginen una Fundación con un fondo de dotación de 1,000 millones de dólares y subsidiando programas por un monto de 240 millones anuales. ¿Utopía? ¡No!, será una realidad dentro de una década aproximadamente, mucho antes de lo que suponemos.

Hace ya algunos años escuché a un pasado presidente de Rotary decir: «La Fundación Rotaria es una expresión valiosa del genio de Rotary. Este genio era el responsable de hacer realidad todo aquello que es imposible al talento. El talento nos sirve para hacer las cosas más fácilmente que otros, en cambio el genio, es una virtud intrínseca de nuestro idealismo, es el que hace posible alcanzar cosas extraordinarias y maravillosas».

El genio de Rotary abre las fronteras a un mundo desconocido cuando otorgamos becas de estudio, es lo que abre las puertas para recibir un miembro de intercambio para que tenga una experiencia inolvidable.

Es el talento de los rotarios el que lleva una vacuna de polio a lugares remotos… pero, es en cambio el genio de Rotary el que es capaz de paralizar una guerra, con una tregua para para inmunizar a los niños.

Es posible que haya sido idealista en este artículo, pero sé que quiénes lo lean también lo son, y les vendrá bien estas palabras de José Ingenieros: «Sólo merecen el título de idealistas aquellos que viviendo en un mundo imperfecto son capaces de luchar por uno mejor»

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *