Artículo

Rotary Moments

632 vistas

Por Kenneth Ordóñez

Me hice miembro de Club Rotario Guatemala Oeste en julio del 2010. Desde el principio me di cuenta de la trascendencia de la decisión que había tomado. Entre proyectos y actividades pasé el primer año dentro del Club, hasta que en agosto de 2011 me comentaron la intención de abrir un Club Rotaract, de inmediato me ofrecí a colaborar y en dos meses teníamos formado Rotaract Guatemala Oeste. Sin duda, allí inicié mi mayor aventura como Rotario.

Ahora bien, ¿en qué momento «me pegó el ser Rotario»? En noviembre de 2012, con la emergencia del terremoto de San Marcos, nos presentamos varios Rotarios al Centro de Acopio donde tuve la oportunidad de trabajar incansablemente junto a todo el movimiento Rotaract. Fue sensacional conocer la fuerza, la entrega, el dinamismo y la amistad que se vive en las nuevas generaciones y allí comprendí que servir junto a ustedes –nuevas generaciones-, ¡nos enseña a los Rotarios, lo que es ser Rotario!

La aventura que había empezado a vivir un año antes había llegado a su zenit en aquel noviembre de 2012. Creí ilusamente que no podría vivir otros momentos así, pero me equivoqué, Rotary me tenía preparadas grandes experiencias. El 24 de noviembre del mismo año logramos el primer UN GOL X GUATE e inauguramos el primer Centro de Cómputo en el Caserío el Aguacate, 54 centros de cómputo después vemos la cosecha de aquello que sembramos años antes con un proyecto sostenible y de enorme impacto.

En febrero de 2013 viví uno de los momentos más especiales, el nacimiento de Futuract en el Distrito 4250, abrir brecha y ver como esos niños y niñas se ilusionan con Rotary es algo tan maravilloso que me inspiró para que a mediados de 2014 también lograra formar el primer Interact de mi club. Ese mismo año inicié el trabajo en el entonces Comité Distrital de Nuevas Generaciones ahora de Servicio a la Juventud. Después de haber participado en la formación de más de 40 clubes de nuevas generaciones Rotaract, Interact y Futuract en el Distrito me doy cuenta de la bendición tan enorme que tengo de pertenecer a esta gran familia.

Distribuyo mi tiempo en el Comité Distrital de Servicio a la Juventud, Comité Distrital de Rotaract, Comité de Emergencia Rotario, Comité Rotario de Reconstrucción, Junta Directiva de mi club, Ryla, Intercambio de Jóvenes. Participo 24/7 en proyectos y actividades rotarias, he visto a las nuevas generaciones del Distrito conocer a los últimos cuatro presidentes de Rotary Internacional, cambiar la Rosa de la Paz, idear y ejecutar proyectos, he tenido conversatorios y enamorando a Rotary. Definitivamente, es algo que no tiene precio.

No es un momento, es una serie de momentos los que han hecho a Rotary mi familia y parte de mi vida: «La vida está hecha de momentos, haz que éste valga la pena… vive Rotary».
#TodosSomosRotary

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *