Artículo

¿Sabías que en El Salvador se encuentra la Puerta del Diablo?

398 vistas

Por Fransheska Audia

En el municipio de Panchimalco, cerca de la capital, se encuentra «La puerta del Diablo», lugar que atrae a turistas de todo el mundo. Este es uno de los puntos más altos del país.

La magia de este sitio turístico es una grieta formada por dos peñascos en el cerro El Chulo. Uno de los atractivos principales de aquí son sus maravillosas vistas. En el mirador se puede contemplar la ciudad de San Salvador, el océano Pacífico, el lago de Ilopango y el volcán San Vicente.

Este atractivo natural se originó, según indican los historiadores, debido a una fuerte tormenta ocurrida el 8 de octubre de 1762. Esta grieta dio origen a muchos mitos y leyendas. Una de las historias cuenta que el diablo cortejó a una joven, los familiares, al enterarse, decidieron confrontarlo y cuando estuvieron a punto de atraparlo rompió un peñasco y huyó. Es por esta razón que lo empezaron a llamar de esta manera. A pesar que su nombre se originó de un mito que con el tiempo hay ido variando los indígenas locales realizan diferentes actividades ceremoniales y bailes que mantienen vivas las tradiciones.

La Puerta del Diablo, aparte del mirador, ofrece a sus visitantes distintas actividades deportivas. Aquí puedes hacer rapel, lanzado de tirolesa o canopy, montañismo, senderismo y bicicleta de montaña son algunas de las actividades preferidas por los visitantes.
En la parta baja del peñasco mayor, se encuentra la Plaza Típica, donde se vende una gran variedad de
comida típica local; por supuesto, no pueden faltar las pupusas de todas las variedades y las bebidas calientes, que son ideales después de haber subido el peñasco y contrarrestar el frio clima de la zona.

Los locales realizan caminatas guiadas en las que cuentan las historias y mitos surgido del nombre icónico que lo representa.

Si te atreves a visitar La puerta del Diablo, estamos seguros de que disfrutaras una experiencia de montaña diferente, su vista 360° es incomparable y extrema.

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *