Artículo

Semana Santa en Guatemala

633 vistas
Por Cristopher G. Kelly
CR Ciudad de Guatemala

También conocida como Semana mayor, la Semana Santa despierta júbilo en los guatemaltecos, pues es el primer asueto largo del año, el frío por fin se ha ido y los días soleados y calurosos empiezan a ser cotidianos. En una esquina, alguien destapa su primera cerveza para mitigar el calor mientras pide la bebida preparada conocida como picosita.

¿Qué tiene de especial la Semana Santa en Guatemala? A continuación, repasaremos una breve lista de razones por las cuales es una experiencia digna de contar.

¡Verano!
Guatemala cuenta con varios destinos aptos para la época de verano, los más populares: la costa del Pacífico y el lago de Atitlán.

En caso de que el destino sea el puerto de San José o las playas de Monterrico, la costa del pacífico ofrece la oportunidad de fugarse del ruido y del acelerado ritmo de la ciudad. La costa del Pacífico ofrece una amplia gama de opciones que van desde el acceso a playas públicas para «mojar los pies», playas con oleaje atractivo para los surfistas o bellos chalets privados que se alquilan durante estas fechas.

Si eligen ir al lago de Atitlán, para los guatemaltecos es el más hermoso del mundo, un destino en el occidente del país con distintos atractivos culturales para disfrutar. Varios pueblos rodean el lago, cada uno con un atractivo único, desde el destino favorito de mochileros, San Pedro la Laguna; las artesanías de Santiago Atitlán o el destino ideal para meditar y hacer yoga, San Marcos la Laguna y el mariposario en Panajachel, entre otras amenidades, hacen de Atitlán un destino único.

En ambos destinos, la vida nocturna se convierte en un atractivo para los jóvenes, con fiestas y festivales musicales amenizados por artistas de nacionales e internacionales. ¡Imperdible!

¿Disfrutan los parques de diversiones?

El Instituto de Recreación de los Trabajadores de Guatemala —IRTRA— brinda opciones de sana recreación y entretenimiento a los trabajadores guatemaltecos. Esta institución, que funciona a través de aportes de las empresas privadas y de los mismos empleados, cuenta en la actualidad con una red de parques recreativos.

En el departamento de Retalhuleu, encontramos los parques Xetulul y Xocomil. Xetulul es un parque de diversiones temático. Se ambienta con motivos de ciudades europeas, cuenta con juegos mecánicos de clase mundial y shows en vivo. Se caracteriza por un espectacular servicio al cliente. Si te gusta el agua, te encantará Xocomil, el parque acuático, que cuenta con piscinas y toboganes para grandes y pequeños. Permite hacer actividades excelentes en las altas temperaturas del departamento de Retalhuleu. También encontrarán hospedaje en Los Hostales del IRTRA, complejo conformado por cuatro hostales que se ajustan a distintos presupuestos. Una experiencia sin comparación.

El Fervor Religioso

En el mundo cristiano la Semana Santa es la conmemoración de la Pasión de Jesús, en Guatemala es una tradición centenaria, producto de la mezcla entre el misticismo de las culturas locales con la ferviente fe católica española. Cada año las procesiones adornan las calles de Guatemala de casi todos los pueblos y ciudades. Desde el inicio de la cuaresma, los feligreses se reúnen en las iglesias. Pero la majestuosidad de los cortejos procesionales de la Ciudad de Guatemala y de la Antigua Guatemala es impresionante.

Un aspecto interesante las actividades no se limitan a lo religioso; va más allá, trasciende hacia la historia, el arte y la cultura. Basta con contemplar los finos acabados y detalles de las procesiones, no sólo de las figuras representativas religiosas sino del arte en las carrozas o andas. Las vestimentas de los conocidos cucuruchos y los trajes alusivos a la guardia romana que complementan la escenografía de aquel entonces.

Y el arte continua. En los cortejos procesionales, distintas agrupaciones conformadas por parroquias, colonias, familias, e incluso algunos clubes Rotarios y Rotaract, participan del diseño y elaboración de alfombras de aserrín de colores que marcan la ruta de la procesión y que adornan, no solo las calles y avenidas, sino los ojos de todo aquel que las contemple.

Las puertas de Guatemala están abiertas para todos los amigos Rotarios del Corazón de las Américas y del mundo, estoy seguro de que se van a enamorar de nuestro hermoso país y seguramente volverán.

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *