Artículo

Jorge Fidel Durón

2411 vistas
Por Miguel Morazán

Jorge Fidel Durón, Fido, nació el 23 de abril de 1902. Hijo de Rómulo E. Durón (1865-1942), rector de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (1911-1915), bisnieto de Dionisio de Herrera, jefe de Estado de Honduras (1824-1827).

Doctor en Jurisprudencia y Ciencias Políticas por la Universidad de Loyola, Nueva Orleans, Luisiana (Estados Unidos), contrajo nupcias con María Antonieta Bustillo Rosales. Es padre de Mario Guillermo (QDDG), Jorge Luciano y Mauricio Armando.

Vida pública. Ministro de Educación (1956-1957) y de Relaciones Exteriores (1957-1964). Rector de la Universidad Nacional de Honduras (1949-1955). Encabezó numerosas delegaciones diplomáticas y formó parte de la Comisión de Límites Territoriales. Fue asesor de la Cancillería y presidente de la Asociación de Prensa Hondureña (APH).

Además, director y secretario perpetuo de la Academia Hondureña de la Lengua. Columnista de prensa, escribió por más de 23 años en su prestigiosa columna Mosaico Nacional. Autor de Prisión y Fuga de Francisco Morazán, drama radial (Tegucigalpa, 1941), Los últimos días de Francisco Morazán, drama radial (1941) y Lo actual y lo eterno en José Cecilio del Valle.

Le fue otorgada la Orden de Morazán en 1990, y, además, fue editor de la revista Honduras Rotaria y del boletín de la Academia Hondureña de la Lengua.

Vida rotaria. Ingresó al Club Rotario Tegucigalpa en 1935. Fue secretario de su club y, posteriormente, presidente en 1945 y 1966. Fue el primer gobernador hondureño del Distrito 110 en 1940 y presidente del comité ejecutivo de la Conferencia de Distrito 424 del gobernador Luis Munguía Alonzo en 1975.

Ámbito internacional

Director y vicepresidente de Rotary International (1949-1950). En misiones rotarias representó a 24 presidentes de Rotary International en conferencias en varias naciones. Gran amigo de Carlos Canseco, presidente de RI (1984-1985), a quien nombrase cónsul de Honduras en Monterrey, Nuevo León, México. Era canciller de la República de Honduras cuando Canseco le notificó su elección como presidente de RI.

Fue orador en numerosas conferencias rotarias en América Latina y en los EE. UU. Su pasatiempo favorito fue la lectura y disfrutaba de lanzar herraduras en su casa campestre de Santa Lucía, aldea cercana a Tegucigalpa.

Su hijo Jorge Luciano fue presidente del Club Rotario de Tegucigalpa de 1981 a 1982, y su hijo Mauricio Armando, del Club Rotario de San Miguel de Heredia de 1987 a 1988.

Fundó la revista Honduras Rotaria, que circuló por 50 años, y de la cual fue director por 33 años. Esta se distribuía en todos los Clubes Rotarios que había visitado como representante del presidente de RI y, además, escribió La Gaceta Rotaria.

En 2004 se honró con su nombre la 35a Jornada Morazánica, organizada por el Club Rotario San Miguel de Heredia, por sus escritos sobre Francisco Morazán. Fue la primera jornada con el nombre de un rotario hondureño.

Era un hombre sumamente amable y cariñoso, de hablar claro y sencillo pero preciso y sin establecer distancias ni poses. Establecía amena conversación a pesar de su gran sapiencia.

Murió el 20 de septiembre de 1995 a la edad de 93 años. A casi 25 años de su partida, Fido era el rotario hondureño más distinguido y sobresaliente desde 1929 que ha conocido Honduras.

Siempre te recordaremos con especial cariño, respeto y admiración.

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *