Artículo

Discurso alusivo al lema del presidente electo de RI en la Asamblea Internacional 2020

506 vistas

Holger Knaack
Presidente electo de Rotary International
20 de enero de 2020

Hace 14 años, Rotary celebró su primera Asamblea Internacional en San Diego. Entonces yo estaba sentado justo donde ustedes están, como gobernador de distrito electo. En ese momento estaba nervioso por las responsabilidades que me esperaban y los desafíos a los que debería enfrentarme como líder.

En sus ciudades, ustedes forman parte de un equipo que colabora estrechamente año tras año para asegurarse de que las labores más importantes de sus distritos no se detengan con la llegada de un nuevo equipo de líderes, sino que continúe con más ímpetu. Yo también formo parte de un equipo.

Me enorgullecerá continuar el firme compromiso del presidente Mark Maloney con el crecimiento de Rotary. Sin embargo, no les pediré que aumenten la membresía en un número específico de socios por una razón muy simple: cada vez que solicitamos un crecimiento específico, fracasamos. En vez de centrarnos en las cifras, quiero que piensen en cómo podríamos hacer crecer a Rotary de manera orgánica y sostenible. ¿Cómo podríamos conservar a nuestros socios actuales y ganar nuevos socios que se adapten a nuestros clubes?

Luego, ¿cómo podemos fortalecer nuestra organización para enfrentar los desafíos que se nos presentan? Debemos ponernos a la altura de este increíble momento —ahora que se reconocen mundialmente nuestros esfuerzos por poner fin a la polio— y buscar soluciones a nuestros desafíos mientras nos encontramos en un buen momento.

En muchos sentidos, Rotary está en muy buena forma. Nuestras finanzas son sólidas. Nuestra Fundación sigue siendo reconocida como una de las mejores organizaciones benéficas del mundo. Nuestras subvenciones globales siguen creciendo y cada año nos convertimos en una organización más enfocada en la acción internacional.

También estamos evolucionando de manera interesante. Ahora hay más rotarios asiáticos que norteamericanos. Pero existen riesgos de no poder revertir las tendencias actuales. Especialmente en aquellas regiones donde se observa un envejecimiento de la población Rotary pierde socios, y estos son cada vez de más edad.

No podemos quedarnos quietos y mostrarnos satisfechos con todo lo que hemos hecho. La revolución digital nos ha afectado mucho más de lo que esperábamos y otras organizaciones que se enfrentaron a este desafío antes que nosotros no tuvieron éxito.

Recientemente, tuve la oportunidad de pronunciar un discurso ante los rotarios de Rochester, Nueva York. Un exejecutivo de Kodak presente me dijo que todos en su empresa sabían que la fotografía haría la transición al mundo digital en algún momento, pero que nunca creyeron que sucedería tan rápido. Kodak pasó de ser el líder mundial en su campo a una compañía en bancarrota en tan solo unos pocos años.

El tiempo no se detendrá por nosotros. Pero no dejaremos que los cambios rápidos nos derroten. Aprovecharemos este momento para hacer crecer a Rotary, haciéndolo más fuerte, más adaptable e incluso más alineado con nuestros valores fundamentales.

En Alemania vemos a Rotary como una comunidad de personas íntegras que comparten los mismos valores. En mi país, la amistad y los vínculos personales atraen a las personas hacia Rotary. Es debido a eso que contamos con clubes sólidos. Y estos clubes sólidos son la base que nos permite brindar un servicio significativo.

La Prueba Cuádruple nos ayuda a tomar decisiones objetivas, ya que nos incita a la autorreflexión. A veces ni siquiera sabemos si lo que vemos con nuestros propios ojos es verdad. Pero la Prueba Cuádruple nos permite preguntarnos: ¿estoy siendo honesto y haciendo lo correcto? Eso es importante. Y si somos completamente honestos con nosotros mismos, cuando miramos hacia adelante, ¿creemos que Rotary está haciendo lo suficiente para enfrentar los desafíos del futuro?

Rotary tiene que cambiar y cambiará. Incluso si algunos compañeros rotarios se quejaran de que Rotary ya no se parece a lo que era, tenemos que cambiar. Tal como Paul Harris dijo, tenemos que ser revolucionarios de vez en cuando. Y ahora es el momento de ser revolucionarios. Una de las maneras como lo haremos es creando nuevos modelos de club y replanteándonos lo que significa pertenecer a Rotary. Los jóvenes deberían ser los arquitectos de estos nuevos clubes.

Para muchos jóvenes, sentarse a comer juntos no es la mejor manera de reunirse. El hecho de que hayamos celebrado reuniones de esta manera durante más de cien años no significa que sea la única. Por ejemplo, el club de mi esposa Susanne es un ciberclub local. Sus socios se reúnen en línea una vez a la semana y se comunican a través de una aplicación de teléfono inteligente. Además, el club se reúne en persona una vez al mes.

Las edades de los socios del club de Suzanne oscilan entre los 27 y los 70 años. Me encanta este tipo de diversidad de generaciones en nuestros clubes rotarios. Esta es la situación ideal: un club multigeneracional. Algunos clubes lograrán alcanzar este objetivo, pero solo si satisfacen las necesidades de las generaciones más jóvenes.

Tenemos que estar abiertos a nuevos enfoques, y la creación de clubes distintos para los jóvenes es solo una parte de la solución. Ustedes tienen el poder para ponerlos en práctica. Dependerá de ustedes hacer que funcionen. La formación de nuevos clubes rotarios es responsabilidad exclusiva del gobernador de distrito. Rotary International ya adoptó el cambio. Ahora a ustedes les corresponde hacer realidad estos nuevos clubes.

Y, por cierto, una manera en la que podemos escuchar a las generaciones más jóvenes y hacer que la membresía de los clubes les resulte más atractiva es enfocarnos más en el medio ambiente. Desastres recientes como los incendios forestales en Australia ponen de relieve la importancia de adoptar medidas enérgicas. Nuestros últimos tres presidentes presentaron argumentos sólidos para que Rotary haga más por la conservación del medio ambiente. Nosotros mismos podemos hacer mucho: reducir el uso del plástico, no enfriar ni calentar demasiado nuestros hogares y oficinas o no conducir demasiado rápido en las autopistas alemanas. Ya estamos incorporando la protección y sostenibilidad del medio ambiente en nuestros proyectos de servicio, pero tenemos que otorgar incluso una mayor prioridad a los asuntos medioambientales.

Los jóvenes están esperando que los inspiremos a actuar. Los jóvenes de hoy en día disfrutan del servicio y quieren participar en él. Esto lo vemos en Rotaract, y los rotaractianos son ahora como nosotros. Todos formamos parte de Rotary International. Hemos eliminado el límite de edad. Dejemos que los rotaractianos decidan qué tipo de experiencia rotaria les resulta más conveniente. Y cualquiera que haya trabajado con los rotaractianos sabe que estos jóvenes son brillantes, llenos de energía, y que logran resultados. Los rotaractianos son más rápidos, eficaces e impacientes. Su impaciencia es una virtud: ¡Quieren ver resultados ahora y harán el trabajo que sea necesario para que se concrete de inmediato!

Su impaciencia y persistencia producen un impacto. Hace nueve años, los rotarios tuvieron una idea para un nuevo proyecto con el zoológico de Berlín. La idea consiste en dedicar un fin de semana cada año a ofrecer un increíble espectáculo para los niños, orientado a fomentar el ejercicio, la lectura y la alimentación saludable. Mientras los clubes rotarios seguían pensando y discutiendo el proyecto, los rotaractianos decidieron iniciarlo. Y ahora, los 36 clubes rotarios y Rotaract de Berlín participan y hacen felices a miles de niños desfavorecidos.

Así que aceptemos el desafío y abramos las puertas de Rotary a los rotaractianos y a los profesionales jóvenes. Pero recordemos también que no hay una edad incorrecta para ser rotario. Todas las edades son bienvenidas; todas las edades tienen algo importante que aportar. Al acercarnos a los jóvenes rotarios, recordemos que no debemos dejar atrás a los demás.

Pero ¿qué ocurre con los clubes existentes? En algunas partes del mundo ya se están logrando buenos resultados involucrando y conservando a los socios, mientras que en otras se necesita hacerlo mejor. Para ello, tendremos que elegir cuidadosamente a los nuevos socios y asegurarnos de que sean los adecuados para el club. Debemos asegurarnos de que el club cumpla con sus expectativas. Tómenlo en serio y tómense su tiempo, recuerden que están eligiendo nuevos amigos para toda la vida.

Tenemos que dejar de pensar en los nuevos socios como si fueran simplemente estadísticas para luego olvidarnos de ellos. Los socios que dejan Rotary hablan de sus experiencias y otras personas los escuchan. Esto afecta nuestra imagen pública. Queremos que cada nuevo rotario lo sea para toda la vida, un amigo comprometido con Rotary.

Cada nuevo socio nos cambia un poco. Esa persona aporta una nueva perspectiva y nuevas experiencias. Necesitamos aceptar esta renovación constante. Nos fortaleceremos a medida que aprendamos de los nuevos socios y aprovechemos sus experiencias y conocimientos. Por eso necesitamos más mujeres en nuestros clubes y más mujeres en puestos de liderazgo.

También necesitamos recordar que es divertido conocer gente nueva y asegurarse de que disfruten de su afiliación. Disfrutamos de la compañía de los demás y nos divertimos haciendo lo que hacemos. Necesitamos celebrar estas agradables experiencias.

La mejor manera de divertirnos es estar juntos, ya sea en una reunión grande como esta Asamblea o la Convención, en un proyecto de servicio o en nuestras reuniones habituales. Y estar juntos nos hace más eficaces.

Y no debería ser una sorpresa que nuestra Declaración de la Visión comience con esa palabra: «Juntos construimos un mundo donde las personas se unen y toman acción para generar un cambio perdurable en nosotros mismos, en nuestras comunidades y en el mundo entero».

La Declaración de la Visión constituye la base del nuevo Plan de Acción de Rotary, en cuya implementación ustedes desempeñarán un papel fundamental. Este nuevo Plan de Acción tiene como objetivo hacer crecer a Rotary y ayudarnos a adaptarnos a la era digital. Ha llegado el momento de adoptar este Plan de Acción y ponerlo en práctica. En los próximos cinco años, este plan incrementará nuestro impacto, ampliará nuestro alcance, mejorará el involucramiento de los participantes e incrementará nuestra capacidad de adaptación.

Me gustaría que todos los clubes rotarios organicen una reunión estratégica por lo menos una vez al año. Cada club debería preguntarse dónde desearía estar dentro de cinco años y saber qué valor aporta a los socios.

¿Qué hace que Rotary sea tan singular y valioso para compartir con el mundo? ¿Qué oportunidades únicas abrimos para ustedes y para las personas a las que servimos? Sentimos un gran aprecio por las personas y, dondequiera que vayamos en el mundo, los rotarios se convierten en nuestros mejores amigos, con los que nos gustaría compartir más tiempo. Somos personas con diferentes orígenes, idiomas y culturas y pertenecemos a diferentes generaciones. Incluso la manera en que vivimos Rotary varía de país a país y de club a club. Y esa diversidad nos hace grandes.

Nos mantenemos unidos por los valores que compartimos. Todos creemos en la amistad y en la Prueba Cuádruple. Rotary se vive de manera diferente en todas partes, pero la Prueba Cuádruple sigue siendo la misma para todos.

Rotary nos brinda la oportunidad de servir en proyectos que podemos realizar y completar. Estos proyectos son significativos y sostenibles. En Rotary no solo donamos el dinero, sino que también realizamos el servicio y vemos de primera mano el impacto duradero alcanzado por ese servicio. Esta es una característica única. Rotary nos ha dado a muchos de nosotros la oportunidad de viajar por el mundo para ayudar a poner en práctica nuestras ideas de servicio.

Rotary también ofrece oportunidades para el liderazgo. Todos nosotros hemos asumido nuevas y grandes responsabilidades. Esta es nuestra oportunidad de fortalecer nuestra red de contactos, no para nuestra prosperidad personal, sino para el bien de Rotary. La creación de oportunidades de liderazgo para los demás es el verdadero ideal de Rotary, que los convertirá en líderes más eficaces.

Estamos aquí porque creemos en las oportunidades que ofrece Rotary, ya sea para los demás o para nosotros mismos. Creemos que nuestras obras de servicio, sean grandes o pequeñas, crean oportunidades para las personas que necesitan nuestra ayuda. También sabemos que cada obra de servicio nos inspirará y cambiará.

Las siguientes son cuatro historias que ilustran esta idea:

  • Líder de capacitación Christina Covotsou-Patroclou: «Concluí mi año como gobernadora de distrito con un nuevo sentimiento de humildad y asombro por el servicio que los rotarios de mi distrito brindan cada año. Desde una escuela olvidada y sin fondos suficientes, hasta la promesa de una vida normal para niños con enfermedades cardíacas o cáncer, pasando por el derecho al agua potable en las escuelas, Rotary crea oportunidades y ofrece esperanza a aquellos que tal vez no la tengan».

  • Líder de capacitación Ludo Van Helleputte: «Encontré en los ojos de un extraño una conexión con el mundo que no pude encontrar en los libros. Se produjo cuando una madre me ofreció a su hijo para que fuera vacunado contra la polio durante una Jornada Nacional de Vacunación en la India. La gratitud en sus ojos hablaba por sí sola. Dos gotas y una sonrisa. […] Este gesto cambió la vida de ese niño, pero también transformó la mía. Rotary me ofreció la oportunidad de crear un cambio duradero que me proporcionó paz interior».

  • Líder de capacitación Ahmed A. Saada: «A los 28 años, Rotary me dio la oportunidad de participar en un programa de Intercambio de Grupos de Estudio. Allí conocí a un profesor que me ofreció una beca en la Universidad Johns Hopkins, donde pude mejorar mis conocimientos de investigación clínica y obtener un doctorado. Cuando regresé a casa, me pidieron que me uniera a Rotary y se abrió un nuevo mundo de servicio para mí. Durante los últimos 26 años, he aprovechado todas las oportunidades de prestar servicio voluntario en convoyes médicos. Pero mi mayor oportunidad en Rotary se presentó cuando era rotaractiano, ya que en Rotaract conocí a mi esposa y al amor de mi vida, Rania».

  • Líder de capacitación Mary B. Berge: «Fui adoptada al nacer y crecí en una pequeña familia de cuatro. Muchos días, en la escuela secundaria, hube de esconderme en un baño, temerosa de enfrentarme a los bravucones. Durante años, me contentaba con seguir a otros, sin darme cuenta del potencial sin explotar con el que contaba en mi interior. Rotary me dio la oportunidad de ser ciudadana del mundo, de liderar y de estar en este escenario, con confianza y fuerza. ¿Qué oportunidades me ofrecerá Rotary a continuación? No lo sé, pero gracias a Rotary estoy preparada para aprovecharlas».

Como pueden ver, Rotary no es solamente un club al que uno se afilia, sino una invitación a un sinfín de oportunidades. Rotary nos abre oportunidades para servir en un proyecto tan grande e histórico como la iniciativa «Pongamos fin a la Polio», como en pequeños proyectos comunitarios en los que solo hay que plantar un árbol. Nos abre oportunidades para que tengamos una vida más enriquecedora y significativa, con amigos de todo el mundo, basada en nuestros valores fundamentales.

Como rotarios, nos sentimos privilegiados al asumir cargos de liderazgo en este maravilloso momento de nuestra organización. Y todo lo que hacemos abre otra oportunidad para alguien, en algún lugar.

Por lo tanto, el lema de nuestro año es Rotary abre oportunidades.

2020-21 RI President Holger Knaack speaks at General Session 2. International Assembly, 20 January 2020, San Diego, California, USA.

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *