Artículo

Cuenta regresiva para la Convención Taipéi

551 vistas

Siente la energía en Taipéi

La emblemática torre Taipéi 101, uno de los edificios más altos del mundo, fue diseñada para evocar un tallo de bambú, un elemento básico en las construcciones tradicionales de Taiwán. Este es solo un ejemplo de la forma en que la innovación surge de la tradición en esta ciudad. Cuando visites Taipéi para la Convención de Rotary International 2021, del 12 al 16 de junio, encontrarás arquitectura tradicional y moderna, entornos urbanos y naturales, una animada vida nocturna y una espiritualidad serena. Podrás visitar casas de té que honran costumbres centenarias y disfrutar de una cocina de fusión con influencias de China, Japón, los Países Bajos, Portugal y España. Y adondequiera que vayas, de seguro recibirás una amistosa bienvenida.

Para algunos rotarios, esta será una oportunidad para volver a visitar Taipéi, que fue sede de la Convención de 1994. Tanto si ya visitaste Taipéi en una ocasión anterior, o si esta es tu primera vez aquí, encontrarás mucho que explorar: palacios y templos impresionantes, atractivos museos y animados distritos comerciales a poca distancia del centro de la ciudad.

Más allá de los límites de la ciudad, Taiwán tiene aún más que ofrecer, desde el esplendor pastoral de un paseo en el Ferrocarril del Bosque de Alishan hasta la recargada belleza del Templo de Piedra de Tianliao, construido con conchas marinas, corales y piedras. —Hank Sartin


Relato fantástico

Con 508 metros de altura será imposible no divisar la Torre 101 de Taipéi cuando asistas a la Convención de Rotary International del 12 al 16 de junio de 2021. Cuando se inauguró en 2004, era el edificio más alto del mundo, un récord que mantuvo hasta que fue superado por el Burj Khalifa de Dubái en 2007.

El diseño de la Torre Taipéi 101 incluye varios símbolos culturales. El número de pisos, 101, sugiere que ha superado el 100, un número asociado con la perfección. La parte superior de la torre, por encima de la base, tiene ocho secciones de ocho pisos cada una: ocho es un número de buen augurio asociado con la prosperidad y la buena fortuna. Su forma de cubos evoca un tallo de bambú, un material de construcción tradicional en toda Asia. Al igual que un tallo de bambú, la torre está diseñada para ser flexible y estructuralmente resistente a los vientos de los tifones o incluso a un terremoto.

La gran atracción es, desde luego, la oportunidad de subir a lo alto del edificio donde hay un observatorio público cerrado en el piso 89, y los que son muy valientes pueden ir a un observatorio al aire libre en el piso 91. Si pensar en eso te marea, puedes disfrutar el lujoso centro comercial en el atrio. Desde cualquier ángulo, Taipéi 101 es un destino obligado que combina hábilmente la tradición y la modernidad, al igual que la ciudad a la que vigila. —Hank Sartin

Obtén más información e inscríbete en convention.rotary.org

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *