Artículo

Mes del Desarrollo Económico e Integral de la Comunidad

1675 vistas

Una enfermera emprendedora

Por Carolina Corzo
CR Guatemala Vista Hermosa

A sus 6 años, Vilman Asijtuj soñaba con ser enfermera; pero, siendo la quinta hija de seis en una familia muy pobre de San José Poaquil, Chimaltenango, apenas asistió a la escuela y sus sueños parecían inalcanzables. Mientras trabajaba en el campo, lo único que pensaba era en trabajar en un hospital y ayudar a otras personas.

A los 19 años, Vilma entró al Proyecto de Microcréditos de Mujeres Emprendedoras en Chimaltenango. Proyecto del Club Rotario Nueva Guatemala, financiado en 2017 por el CR de San Diego, California, EE. UU., y ejecutado por la organización Hanns R. Neumann Stiftung (HRNS).

El capital semilla fue destinado a impulsar emprendimientos de mujeres caficultoras de la zona, que facilitó el acceso a microfinanzas a mujeres no sujetas a préstamos bancarios y les brindó la oportunidad de formar un fondo rotatorio de microcréditos autosostenibles para nuevos emprendimientos.

Vilma usó su primer microcrédito para la confección de cuellos de güipiles y blusas; pero, al no ser rentable, los técnicos de HRNS la guiaron a descubrir nuevas habilidades e identificar otras oportunidades.

Es así como Vilma emprende un diplomado de enfermería para ser promotora de salud. Con el segundo microcrédito abrió una pequeña farmacia que contaba con un botiquín para brindar primeros auxilios. Vilma recibió ampliaciones financieras para la expansión de su farmacia y ha cubierto los gastos de su primer año de estudios de enfermera auxiliar. Siempre ha pagado sus cuotas a tiempo.

«Los sueños sí se hacen realidad, y qué mejor forma de agradecer las oportunidades que me dio el proyecto que sirviendo y cuidando la salud de aquellas personas que luchan por nuevas oportunidades», dice Vilma. En 2020, Vilma cursa el segundo año de enfermería auxiliar y sigue con su farmacia.

El proyecto ha formado 18 lideresas en los municipios de San Martín Jilotepeque, San Juan Comalapa y San José Poaquil, y ha beneficiado a más de 300 mujeres con una morosidad de cero. Hoy se busca replicar la metodología y las enseñanzas de este en otros países junto al Club Rotario de San Diego.