Artículo

La educación en Guatemala: 24 años de unión entre Rotary y CoEd

4656 vistas

Por Carolina Corzo
Club Rotario Guatemala Vista Hermosa

Imagina que eres un niño de 9 años del área rural de Guatemala y se te hace muy difícil aprender en la escuela. No aprendiste a leer muy bien, te cuesta entender el significado de cualquier texto, te vas quedando más rezagado, no hay libros en tu casa para practicar y mejorar tu lectura. Este año, tu escuela ha cerrado por la pandemia de COVID-19, tu maestro está tratando de ayudarte, pero sientes que cada vez es más difícil terminar el ciclo escolar. Por si fuera poco, estudiar básicos o diversificado es un sueño cada día más lejano. Por todas esas razones, piensas que lo mejor que puedes hacer es dejar la escuela y ayudar a tu familia cultivando la tierra. Y el ciclo de pobreza se repite…

Esta es la historia de muchas personas en el área rural del altiplano de Guatemala. Los niños pierden interés en la escuela y abandonan sus estudios, incluso antes de aprender a leer, obtener un bachillerato o adquirir las habilidades que necesitan para competir en el mundo laboral. Y la historia es mucho peor para las niñas.

La alianza de Clubes Rotarios, importantes empresas, fundaciones guatemaltecas y la asociación sin fines de lucro Cooperación para la Educación (CoEd) están trabajando para cambiar esta historia.

Rotarios de la capital y de Quetzaltenango, a través de La Fundación Rotaria y de otros clubes del exterior, financian y aportan su experiencia para colaborar en el trabajo de implementación y supervisión del proyecto.

Carmen, estudiante del Programa de Desarrollo Juvenil, dijo: «La modalidad virtual con la que se está trabajando ahora es algo nuevo para mí; me costó adaptarme. Sin embargo, me he esforzado el doble para lograr cumplir mis metas». El programa la empoderó para enfrentar el desafío con resiliencia, incluso comentó: «Es una experiencia bonita y me ayuda para desenvolverme como futura maestra, motivando a los niños por medio de esta modalidad que nos obliga a sobrellevar los tiempos que estamos viviendo». Carmen se graduó con éxito a finales de 2020.
En 2017, La Fundación Rotaria reconoció este programa como uno de los 20 mejores proyectos rotarios en todo el mundo.