Cuando se lleva la actitud de servicio en las venas

Por Carlos José García Gutiérrez
Club Rotaract Santo Domingo Mirador

Me ha abrazado desde pequeño el deseo de servir a las personas con las buenas vibras que se perciben entre los rotarios. Mi madre y mi padre son rotarios, mis hermanas fueron miembros de Interact y, posteriormente, de Rotaract, así que el verlos a ellos en su labor de servicio me movió a ser parte de la familia rotaria.

Como lo mencioné al principio, dentro de mí llevo el deseo de servir, por lo que opté por cursar la carrera de medicina, ya que siento que de una u otra manera puedo rendir servicio por medio de ella.
Ahora, en esta etapa de Rotaract, veo muchas realidades del mundo donde vivimos: la pobreza y precariedad de muchas personas a las cuales me gustaría ayudar. Me siento muy feliz de formar parte de la familia de Rotary y tengo el deseo de seguir avanzando hasta llegar a ser rotario.

 

Quien relata su experiencia es hijo de Carlos García, presidente del Club Rotario La Vega Real, y de Carmen Gutiérrez de García, past presidenta del mismo club. Esta última lo recomendó a Ysabel Reyes Saint-Hilaire, del Club Rotario Santo Domingo Mirador, para que formara parte del Rotaract Santo Domingo Mirador.

 


 

Muy orgullosa de ser miembro de Rotaract

Por Nanciella Peralta Sousa
Club Rotaract Santo Domingo Mirador

Formar parte de la familia de Rotaract ha sido una experiencia clave en mi desarrollo personal. En esta organización he tenido la oportunidad de departir con otros jóvenes que, como yo, tienen muchas ganas de servir a otros y de actuar para ejercer un impacto real y tangible en la sociedad. Además, me ha ayudado a fomentar el liderazgo, a entender que sí puedo brindar soluciones y a desarrollar empatía, el buen trabajo en equipo y una serie de valores importantes para el desarrollo en sociedad.

Desde pequeña, he tenido muy clara la responsabilidad que tengo con la sociedad. Es importante dejar huella e impactar de forma positiva en la vida y la realidad de otros. Me enorgullece saber que en Rotaract hay cientos de jóvenes dispuestos a trabajar por el bien y la dignidad de nuestra comunidad, y espero, con Dios por delante, seguir teniendo la oportunidad de formar parte de esta familia y, más adelante, de Rotary.

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts
Total
0
Share